Política

Promueve diputada Montserrat Murillo reforma al Código Civil

  • Pretende que el Registro Civil dé aviso a la autoridad cuando una madre menor de edad presente a registro a un recién nacido para verificar que no haya sido víctima de algún delito

MEXICALI, B.C., DIC. 03 DE 2023.- La maternidad temprana, es un problema social que ha ido en aumento en los últimos años, debido a diversos factores, constituyéndose en uno de los mayores desafíos sociales, políticos y económicos para los países del continente americano, ya que cuando una adolescente se convierte en madre, sus derechos sexuales, reproductivos, de salud y educación, entre otros, se ven vulnerados a corto plazo.

Así lo señaló la diputada Dunnia Montserrat Murillo López, en la exposición de motivos de su iniciativa de reforma al Código Civil de Baja California, mediante la que el Registro Civil tendrá la obligación de dar aviso a la autoridad en el caso en que una madre menor de edad presente a una persona recién nacida, para descartar que haya sido víctima de algún delito que haya puesto en riesgo su integridad.

“Podemos suponer que un gran número de embarazos en niñas y adolescentes, no son resultado de actos deliberados o de decisiones entre personas con igual libertad y con la posibilidad de consentir o disentir actos sexuales, sino que son resultado de actos de vulnerabilidad, abandono, abuso, relaciones dispares de poder y pobreza, en las que se les retira la posibilidad de negarse al acto sexual, provocando una grave violación a sus derechos humanos”, señaló la autora de la iniciativa presentada ante el Congreso del Estado de Baja California y quien forma parte del Grupo Parlamentario de MORENA.

Comentó que un análisis de los datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH, 2016), mostró que el 2.8 por ciento de las mujeres que tuvieron su primera relación sexual en la infancia o en la adolescencia, no la consintieron.

También mostró que 1.2 millones de mujeres fueron obligadas a tener relaciones sexuales por la fuerza o bajo amenaza alguna vez durante su infancia. La encuesta también muestra que 8 de cada 10 agresores son conocidos de las víctimas y que 7 de cada 10 son familiares como el padre, padrastro, tío, hermano, primo.

La diputada Montserrat Murillo advirtió que para atender y combatir esta situación, son necesarias acciones específicas desde distintos sectores, tanto de salud, como educativos, y, sobre todo, de procuración de justicia, para dar una protección integral y garantizarles el acceso a las niñas y adolescentes a sus derechos humanos.

Puntualizó que la protección de las juventudes, es un factor determinante para el crecimiento económico, por lo que aumentar las vías a través de las cuales las autoridades pueden garantizar el acceso a la justicia para este grupo poblacional, se vuelve objetivo de la propuesta de reforma que fue turnada para su análisis y dictamen a la comisión legislativa competente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba