Local

Ataca «piojo harinoso» al cultivo algodonero del Valle

Presencia probada en 32 predios, advierte la Representación de SADER

  • Piden a los productores intensificar revisión de sus sembradíos

 

MEXICALI, B.C., SEPT. 28 DE 2021.- La Representación de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) en el Estado exhortó a los productores de algodón del Valle de Mexicali, a intensificar la inspección y vigilancia en sus predios agrícolas, ya que en las últimas cuatro semanas, se ha reflejado un importante incremento de la  presencia de la plaga del “Piojo Harinoso” del algodonero.

El ingeniero Juan Manuel Martínez Núñez, representante de la dependencia federal en Baja California, informó que por el momento se reporta la presencia de la plaga en 32 predios, que abarcan una superficie de 476 hectáreas, de acuerdo a lo informado por el personal técnico del Comité Estatal de Sanidad Vegetal (CESV), organismo auxiliar de la Secretaría de Agricultura.

Comentó que derivado de esta problemática, se han monitoreado un total de 2 mil 216 hectáreas, de las 13 mil 670 hectáreas de algodón que durante el actual ciclo agrícola primavera-verano 2021, fueron sembradas con ese cultivo en el Distrito de Desarrollo Rural 002, Río Colorado –Valle de Mexicali-.

El funcionario federal señaló que este incremento de la plaga ha ocasionado que los agricultores de la fibra tengan que realizar aplicaciones de control químico, así como diferentes acciones de control cultural, como es la poda y quema de plantas infestadas, a fin de combatirla.

Ante esta situación, Martínez Núñez exhortó a los productores del llamado “Oro Blanco”, para que junto con su personal técnico, revisen y monitoreen sus predios agrícolas, a fin de evitar el incremento de sus costos de producción al final de la cosecha.

• Recomendaciones técnicas
Por otro lado, el representante de la Secretaría de Agricultura, emitió algunas recomendaciones que pueden ser aplicadas por los productores, en la actual etapa fenológica del cultivo, para su control cultural y químico.

Explicó que en el caso del control cultural se pueden realizar defoliaciones y cosechas tempranas; eliminación y quema de plantas infestadas; cosechar y procesar primero predios sin presencia y al final predios con presencia de la plaga, además de desvarar y barbechar, una vez que haya concluido la cosecha.

El objetivo principal de estas acciones de control cultural, es lograr una ventana de 60 días sin cultivo de algodón en el valle de Mexicali y romper con esto dos ciclos biológicos de las plagas, y así disminuir considerablemente su dispersión y retrasar su aparición.

Advirtió que de ser necesario el control químico, no deben aplicarse los insecticidas en todo el campo, sino en los manchones con presencia de la plaga y cinco metros alrededor, pues esa práctica perturba el ecosistema y no permite el establecimiento de colonias de los parasitoides y depredadores naturales del ecosistema. Es necesario iniciar con insecticidas que causan menos daño al medio ambiente y se debe evitar el uso de insecticidas de alta ecotoxicidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba